© 2019 by Avance y Desarrollo de Obras

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

Proyecto de reparación de patologías en viviendas en Los Alcázares, Murcia

La actuación consiste en la reparación de patologías detectadas en la promoción de 35 viviendas de sótano, planta baja y planta primera y en las zonas comunes de la urbanización. A las viviendas se accede desde viales peatonales interiores paralelos a las fachadas. El sótano de cada vivienda está cerrado y se accede a él a través de viales comunitarios para vehículos. A dichos viales de Sótano se accede a través de dos entradas de vehículos situadas en el centro de la manzana en las calles Maestro Joaquín Sánchez y Maestro Joaquín Cánovas.

En la planta sótano se ha detectado la entrada de agua tanto por las rejillas de ventilación de los garajes privados, como por las rampas de acceso y las juntas estructurales de la edificación.

Se han sustraído todas las luminarias y cableado del vallado perimetral, así como algunas farolas interiores.

La evacuación del agua de lluvia en la zona de las piscinas y los pasillos se realiza por escape libre, confiando la evacuación a las pendientes realizadas. Hay zonas en las que las pendientes no se han ejecutado correctamente provocando que el agua “duerma” contra la pared de algunas de las viviendas. Esto podría provocar problemas de humedades a corto-medio plazo.

En la obra se ha observado además un claro problema de asientos entre aquellas zonas de la edificación que, estando cimentadas sobre terreno competente, no han sufrido asientos, y los elementos no estructurales exteriores al perímetro de los muros de sótano que casi con total probabilidad están apoyados sobre los rellenos del trasdós de los muros, sufriendo asientos observables a simple vista.

 

Tanto en el exterior de las viviendas como en el patio interior a nivel de Planta Baja se observan descensos en los rellenos deficientemente compactados, dejando en algunos casos a la vista la lámina de impermeabilización del trasdós del muro o incluso el zócalo del borde de la piscina. El problema se agrava cuando sobre dichos rellenos se cimentan los tabiques de separación de las terrazas exteriores, las escaleras de acceso, o cualquier tipo de elemento no estructural que, encontrando un punto rígido en su unión a la estructura competente, bascula respecto este punto al descender su cimentación sobre los rellenos, con la consecuente aparición de fisuras y grietas.

Por último, algunas de las piscinas pierden agua ya que se llenaron en octubre y se han vaciado en exceso. Se ha podido comprobar que las piscinas con mayores pérdidas son aquellas recayentes a la c/Infanta Elena, precisamente en la zona en la que se han producido los asientos de mayor importancia. Habría que comprobar si los vasos se han fisurado o si las pérdidas se producen por las conexiones de las instalaciones, que se han visto afectadas por los movimientos sufridos.

1/14
  • Organismo: Building Center, S.A.U.

  • Presupuesto: 265.267,88 €